lunes, 9 de noviembre de 2009

Músculos de hierro


El domingo, el diario de PRISA, El País, de descolgaba con un editorial en el que venía a glosar las buenas perspectivas del sector del libro.
Para ello, convergían Dan Brown ("[...] en dos días había vendido 300.000 ejemplares"), en el Reino Unido, y que en España se habían "distribuido 1.500.000 ejemplares en español" y varios miles más en gallego y catalán. El editorialista se atreve a decir que "no está solo" (eso ya lo sabemos), referiéndose a Isabel Allende, Paolo Coelho, John Boyne... Concluye el editorial (muy distinto de un artículo, es la opinión del periódico)
La industrial editorial muestra así su excelente musculatura para seguir atrapando al lector y su buen olfato para seguir entreteniendo.
Bajo mi punto de vista, modesto, subjetivo quizás, pero pienso que compartido por muchos colegas, el que ha escrito el susodicho editorial vive en otro planeta. ¿En donde deja las millonarias devoluciones, la exponencial locura de las novedades, el cierre de librerías...?
El olfato no nos falta a la pequeñas editoriales independientes y ahí está la pluradiad de nuestra oferta, la especialización de los colegas preocupados por hacer un catálogo sugerente y bibliodiverso a los lectores.
Todos los indicadores económicos, las instituciones, los estudios de mercado y, lo más importante, la realidad del día a día de todos nosotros, indica que la musculatura casi no existe y que o vamos a una gimnasio o para algunos la anorexia será el fin lógico de lo que se quiere ocultar: un sector en profunda crisis.
Recomiendo encarecidamente leer lo que en estas páginas escribía ¡¡hace un año justo!! nuestro colega Miguel Gil, al libro le sienta mal la crisis.
¿Se ha hecho algo desde entonces?

Jorge Ruiz

2 comentarios:

Javier Trettel Buteler dijo...

crisis? qué crisis?? O a caso no ven a las mega-cadenas de librerías cada día acrecentando más sus bolsillos??

Un poco de sarcasmo para la ocasión.

Saludos desde Argentina, donde también el libro, cada día, pobrecito, sufre más.

Henry dijo...

Comparto tu punto de vista. Lamentablemente, los reportajes de El País sobre el tema no dejan de sorprendernos [mal-sorprendernos en realidad] por la ligereza de su análisis sobre el sector.