martes, 23 de junio de 2009

Biblioteca Nacional


En diversos medios se publica hoy que la "Biblioteca Nacional vende su fondo en la Red".
El acuerdo firmado con Bubok se refiere a la impresión bajo demanda 1:1, de un facsimil. Cabe también la posibilidad de bajarse el PDF y que cada uno se lo imprima en casa.
Por poner un ejemplo, El Libro del Buen Amor, del Arcipreste de Hita cuesta 27,92 €. Según manifiesta Milagros del Corral, Directora de la BNE, los beneficios para esta serán de entre 2 y 8€ por ejemplar de cada uno de los libros de su fondo. Una buena forma de paliar algo la siempre deficiente financiación de nuestra Biblioteca Nacional.
Sin embargo, se nos plantean algún interrogante.
Es de suponer que habrá existido algún concurso público para la adjudicación a una empresa privada la gestión y comercialización del fondo bibliográfico de la BNE.
Y si tal como la BNE afirma, "Bubok es una editorial" y por lo tanto puede vender libros, el ISBN será de esta empresa. Lo que significa que "esa copia" pertenece a Bubok y no se puede reproducir, aunque la obra sea de dominio público.
Sería deseable algo más de claridad en los comunicados públicos de nuestras Instituciones.

CM

PD: en el título que se reproduce en la imagen se han mezclado dos idiomas, ¿o es una errata?

5 comentarios:

Milagros dijo...

Aclaro:
La responsabilidad de los títulos de prensa corresponde a los periodistas. La BN no vende su fondo en la Red (hasta ahí podíamos llegar!) sino que propone a sus usuarios un servicio de valor añadido y optativo de impresión bajo demanda.
No hay adjudicación sino que se trata de un acuerdo no exclusivo de colaboración experimental al que podran sumarse otros en el futuro. Bubok es un editor de autores en línea pero, para la BN, no es otra cosa que un impresor/librero virtual de objetos digitales de la propia Biblioteca que también custodia la obra original. Actualmente, ni el D.L. ni el ISBN regulan este caso. Cuando esto suceda, corresponderá a la BN solicita los ISBN.
Se trata de nuevas posibilidades que hay que experimentar y a todos nos queda mucho por aprender...

Y no, no son faltas de ortografía ni erratas; asi figura el título de esta edición príncipe.
MdC

Paradigma Libro dijo...

Se agradecen tus aclaraciones, Milagros, muy pedagógicas y que situán el proyecto en su verdadero marco: una iniciativa de la BN junto con la FGEE, de carácter experimental, que beneficiará a todas aquellas pymes de la edición que por sus propios medios no pueden abordar un programa de digitalización y entrada en el entorno digital. Pero el proyecto Enclave-Editores-BN no sólo surge con una vocación muy clara: servir de pilotaje de proyectos de digitalización para las editoriales más necesitadas de ayuda, sino que además devuleve el liderazgo de este tipo de proyectos a los verdaderos generadores de valor del sector: a los editores. Aplaudimos la inicitiva de la BN y la FGEE y recomendamos a los gurús de la biblio-confusión que se lean bien los programas y proyectos que critican tan efusivamente, y no acusen y disparen si no están seguros de conocer bien los detalles de los mismos. Y por otra parte, sugerirles un repaso de historia de la literatura española, que nunca viene mal.

Jorge Ruiz dijo...

Como nos alegra que cada vez más alguna autoridad cultura se pase por aquí.
Bienvenidas sean las aclaraciones, ya que la entrada de CM era muy medida, pero ha conseguido una visión más clara del tema.
Y además ha destapado un cierto vacío legal que ni el DL ni el ISBN habían previsto.
Los amigos de Paradigma como siempre entrando al trapo y bariendo para sí.
Unas veces criticamos a "papá" Estado por su intervención, y otras le pedimos más ayudas "para digitalizar", palabra que producía temblores en la FGEE y ahora es reivindicada por tirios y troyanos.
Muy buena la recomendación de leer la historia de la literatura...aunque como es bien sabido la historia la escriben los ganadores y estos ya sabemos lo que quieren.

Paradigma Libro dijo...

Sorprende que precisamente el blog de la "bibliodiversidad" ataque proyectos que están pensados para ayudar y han contado desde su gestación con las pequeñas editoriales. Esto sigue sonando a biblio-confusión. ¿A quién representa este blog, entonces?

Jorge Ruiz dijo...

Yo no pienso contestar nada más por este medio.
El blog representa lo que desde su inicio ha sido, un exponente de Bibliodiversidad: independiente, especulador de ideas y caminos, revisión y críticas de aquello que nos parecía conveniente.
Quizás no represente a todos, y desde luego a los que hoy dicen lo contrario de antaño (sin reconocerlo), desde luego no.